Luis Alberto Moreno - Ex-Embajador en Washington

Actual Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo

Su padre, Bernardo Moreno, médico, fue director de Bienestar Familiar bajo el gobierno de Misael Pastrana, de quien fue condiscípulo en el Colegio San Bartolomé. Su madre, Marta Mejía, una emprendedora mujer que cuando Luis Alberto, por entonces terminando cuarto de bachillerato, tuvo problemas de crecimiento se lo llevó a Estados Unidos para que lo operaran. En ese país se radicó con sus siete hijos. Vendió lo que tenía en Bogotá, y se compró allá una trastabillante agencia de finca raíz. La convirtió en una de las más exitosas del sur de la Florida. A la madre le sacó su recursividad.

Ser más bajito que la mayoría y una increíble cara de niño, le han representado a Moreno todo tipo de situaciones incómodas. Siendo gerente de TV Hoy, viajaba con Aris Vogel y Andrés Pastrana a Alemania y la cabinera le trajo cuaderno y colores para pintar. Otra, en visita oficial de John Major a Bogotá, el premier británico creyó que Moreno era el hijo de Noemí Sanín, la canciller, cuando en realidad era ministro de Desarrollo. No obstante, Moreno se ríe de estas confusiones y maneja con gran personalidad su cara de jovencito. Eso quizás lo hizo especialmente hábil para no vararse ante ninguna dificultad.

La mano derecha

Estudió en el Colegio San Carlos, un curso más arriba que Andrés Pastrana.Con él se reencontró en 1980 y se fue a gerenciar TV Hoy. Acompañó a Andrés a sus viajes periodísticos al exterior. También se prestaba con buen humor a los chistes de Pastrana: cuando desde Frankfurt Andrés le pidió que reservara el satélite porque tenían la chiva del año y salió al aire con un cabra flaca que había huido de un circo quebrado. Eran tan amigos que hablaban varias veces por teléfono al día.

Cuando Andrés fue concejal de Bogotá, Moreno fue su representante en la junta directiva de la Energía. El alcalde Hisnardo Ardila lo nombró también en la junta de la ETB. Trabajó en la campaña de Andrés a la Alcaldía. En 1990, los dos se fueron con sus familias un año a la Universidad de Harvard. El fue becario de la prestigiosa Nieman Fellowship de periodismo. Allí se hicieron amigos de Luis Carlos Valenzuela, el actual ministro de Minas. Al regreso Moreno dirigió la campaña de la NFD al Senado pero no hizo parte de sus listas. Entró al gobierno de Gaviria como cuota de Pastrana en la presidencia del IFI y gracias a la estrecha amistad que hizo con el presidente, en 1992 pasó al Ministerio de Desarrollo. Salió para dirigir la campaña de Pastrana a la Presidencia en 1994 y con un papel menos central también estuvo en la de 1998.Actualmente es su embajador en Washington.

El relacionista

Nunca se da por vencido. Mientras estudiaba en Florida Atlantic University trabajó en múltiples oficios, desde limpiar pesebreras en un hipódromo, hasta organizar la producción de uniformes de karate en Bogotá para exportar a Estados Unidos y a Japón. Por sus amigos de la universidad conoció a Jeb Bush, hijo del ex presidente George Bush. Pero no se quiso quedar en Estados Unidos y se vino a establecer a Bogotá.

Como gerente del noticiero TV Hoy, conoció a Dan Rather, de la CBS News, e hizo intercambios con la naciente CNN. Cuando Andrés se lanzó a la Alcaldía, Moreno fue clave en la consecución de fondos para financiar la campaña. Como gerente del IFI, otorgó líneas de crédito a los noticieros afectados por el apagón. De ahí cosechó buenas migas con sus dueños como Felipe López. En la campaña del 94, su especialidad fueron los contactos, la financiación y la imagen. Fue asesor de Sarmiento en materia de medios. Con Luis Fernando Ramírez, ex candidato a la vicepresidencia de Andrés, dejaron ese grupo para fundar su propia oficina de representación del South American Private Equity Growth Fund en Colombia. Este fondo lanzó un portafolio de US$200 millones para capitalizar compañías medianas en América Latina que no figuren en bolsa. En estas lides de mediador, relacionista, conectador, Moreno está entre los más hábiles del país.

El Plan Colombia

Cuando Pastrana llegó al poder lo nombró embajador en Washington. Las relaciones entre Colombia y Estados Unidos dieron un giro de 180° después de la salida de Samper, en donde reino el recelo y la desconfianza.Desde el comienzo el presidente siempre lo escuchó atentamente, porque el sabía que de su gestión dependía la suerte del Plan Colombia y tambien buena parte de la inversión extranjera en el país en los próximos años.Durante los primeros meses desplegó su habilidad de relacionista público , utilizando sus conexiones internacionales para lograr la financiación del plan. Nadie niega que la ayuda de los U$1300 millones , se debe en gran medida al trabajo de Luis Alberto Moreno como embajador en Washington.

Ha visitado y conoce a todos los asesores de los congresistas y por supuesto a ellos tambien, tanto repúblicanos como demócratas.Se encargó que varios congresistas visitaran a Colombia para que conocieran la lucha contra el narcotráfico y el resultado no pudo ser mejor el Congreso aprobaría el plan en una votación de 95 contra 4.Su relación con el presidente Bill Clinton no puede ser mejor, fue el mismo presidente quien le pidió que Colombia fuera por primera vez el anfitrión del National Symphony Ball.Ha sido calificado por la prensa norteamericana como el modelo perfecto de un embajador moderno. Es evidente que su labor significa un triunfo para la política exterior colombiana por lograr que Colombia aparezca dentro de las prioridades de la política exterior de EU.

En una de las crisis del gobierno, estuvo a punto de ser involucrado en el caso del proyecto turístico de Chanbacú , en Cartagena por lo que él fue Ministro de Desarrollo durante el gobierno de Gaviria cuando el proyecto estaba en sus inicios. Pero Moreno salió bien librado. La Fiscalía investigó y no halló méritos para llamarlo a indagatoria.

 

Site Meter ColombiaLink.com © 1998-2010 All Rights Reserved / Pauta / Contáctanos / Usuarios En Línea: